Copyright Sena System
¿Tienes problemas de audición? ¿Sabes qué es la percepción auditiva?
17130
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-17130,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

SENA CIENCIA: EL OÍDO

La generación de sensaciones auditivas en el ser humano es un proceso extraordinariamente complejo que se desarrolla en tres etapas básicas:

  • Captación y transmisión de las ondas sonoras.
  • Conversión de la señal acústica (energía mecánica) en impulsos nerviosos (energía bioeléctrica)
  • Procesamiento neural de la información codificada en forma de impulsos nerviosos para su representación mental (percepción).

SENA MEJORA LOS PROBLEMAS DE AUDICIÓN

p

Los umbrales de sensibilidad en una persona normoyente o con una pérdida moderada o leve, pueden indicarnos que a nivel sensitivo el oído funciona correctamente, pero pueden existir problemas a nivel perceptivo que afectarían a la capacidad de discriminación auditiva y la velocidad de procesamiento de la información.

Esta circunstancia condiciona enormemente la capacidad de aprendizaje y la vida emocional.

El método SENA aborda y trabaja sobre la fase “perceptiva” de la audición, dando como resultado en un periodo de tiempo corto,  una mejoría en la percepción auditiva, y con ello, un gran avance sobre determinadas patologías relacionadas con los problemas de audición. 

Con un correcto tratamiento, muchos de los problemas de audición son reversibles y pueden mejorar.

EL SENTIDO DE LA AUDICIÓN

Todo el sistema auditivo humano, tanto el sistema auditivo periférico como la vía auditiva central, es un sistema de filtros que modifica la estructura armónica del sonido para facilitar la correcta adaptación al entorno.

 

SISTEMA AUDITIVO PERIFÉRICO

Las propiedades acústicas del oído externo hacen que éste se comporte como un filtro. Al constituir una cavidad acústica, introduce una amplificación de la energía en determinadas frecuencias, fenómeno conocido como resonancia. Los resultados de diferentes estudios coinciden en señalar qué debido a su forma, el oído humano aporta una ganancia de 12 a 15 decibelios en torno a los 2.500 Hz, haciendo más eficaz la percepción de los sonidos comprendidos entre el rango de frecuencias de 2.000 a 5.000 Hz, muy importantes para la percepción del habla.

Oído externo

Es la parte exterior del oído que recoge las ondas sonoras y las dirige al interior del oído. Las ondas sonoras viajan desde el oído externo, a través del conducto auditivo, haciendo que el tímpano vibre.

 

 

Oído medio

El oído medio se sitúa entre la membrana timpánica y la cóclea.

Está formado por una cavidad de unos 2ml de volumen que contiene la cadena de huesecillos, conjunto que entra en vibración con la membrana timpánica.

La función principal de la cadena de huesecillos es transmitir (y amplificar) la vibración del tímpano al oído interno a través de la membrana conocida como ventana oval.

 

 

Oído interno

El oído interno o laberinto es una compleja estructura situada dentro el hueso temporal. Dentro del oído interno se encuentra el sistema vestibular (encargado del equilibrio) y el sistema coclear (encargado de la parte auditiva).
Dentro de la cóclea (o caracol) se encuentra el Órgano de Corti, en el interior del cual se encuentran las células receptoras para la audición, las células cilíadas, que transforman las ondas sonoras en impulsos eléctricos que se envían al cerebro.

 

 

Share This