Copyright Sena System
Vuelta al cole 2017. No te olvides de lo más importante
19912
post-template-default,single,single-post,postid-19912,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
vuelta al colegio

Cuestiones que no debes pasar por alto en la vuelta al cole 2017

Imagino que a estas alturas de verano somos muchos los padres que tenemos esa sensación agridulce de saber que a la vuelta de la esquina nos espera la tan “levemente” ansiada rutina. La vuelta al cole es sin duda el particular año nuevo de todos aquellos que tenemos hijos en edad escolar.

 

El curso académico marca nuestra rutina mucho más que cualquier otro calendario, ya sea maya, egipcio o élfico…. ¡Donde esté el calendario oficial escolar de nuestra comunidad, que se quite cualquier profeta de antaño!

 

final de las vacaciones

 

En mi caso, además coincide con muchos comienzos: nuevo ciclo, cambio de ciudad, inicio de una nueva vida…, miedos e inseguridades que afronto sin que ni siquiera me haya dado tiempo a recuperarme del ritmo maratoniano que supuso el fin de primaria de mi hija hace ya dos meses.

 

Cualquier inicio de curso implica varios niveles de estrategia mental que nos ayudarán a afrontar el nuevo periodo escolar.

 

Estoy segura de que, casi todos nosotros, estamos en el primer nivel al que yo llamo: ”madre mía lo que les va a costar a mis peques coger otra vez las rutinas”, pensamiento diario reiterativo e incluso machacante que no nos deja disfrutar nuestro fin de vacaciones. Bueno, creo que inventaron esos primeros días de septiembre para llevar a buen puerto este fin, al menos eso haré yo, aprovechar para intentar en la medida de lo posible, que no sean tan duros esos primeros días de colegio.

 

 

Siguientes niveles, los de siempre: libros, uniformes, ropa nueva, compatibilizar horarios…, no os preocupéis, la experiencia manda y a los que aún sois noveles en estos temas os aseguro que es cuestión de empezar la carrera y poco a poco todo se va “colocando” solo.

 

De todos los niveles hay uno que me preocupa sobremanera y es sin duda la adaptación del nivel madurativo de mi hija al nivel académico necesario para afrontar el nuevo curso. Por si alguien lo duda, no, no solo tengo una hija, tengo dos, pero solo me preocupa ella en este sentido. Aquí me entenderéis todos los padres que tengáis un hijo con necesidades educativas especiales y otro que sigue un ritmo académico “normal” (normal va entre comillado porque debería hacer multitud de post en relación con lo que hoy en día se considera académicamente normal, lo haré, pero hoy no es el tema).

 

 

leer y escribir

 

Mabel, así se llama mi niña de 11 años, fue diagnosticada de TDA (Trastorno del déficit de atención) cuando tenía tan solo 6 años, no entraré en materia a este respecto, pero os aconsejo que leáis el post publicado en este Blog sobre TDA  / clic aquí  y sobre TDAH /  clic aquí.  Ese primer año se me olvidó completar este nivel  del que ahora hablo y se paga a lo largo del año, pero como de la experiencia y de los fracasos se aprende, coloco desde hace años este nivel en primer lugar.

 

Está bien repasar los libros y el material escolar para cerciorarnos de que nada falta en las mochilas nuevas de nuestros hijos. Es genial estrenar ropa deportiva y tener unos libros con páginas limpias pendientes de rellenar, pero lo realmente imprescindible para un correcto aprendizaje no está en las mochilas de nuestros hijos, está en sus ojos, en sus oídos, en sus manos…, en su cabeza.

 

Nada puede aprenderse, sellarse y solidificar si la base no es correcta. De nada sirven mil bolígrafos de colores que subrayen lo importante de una lección si quien debe leerlo no visualiza correctamente y con precisión el contenido a entender. De poco sirven cuadernos impolutos de las mejores marcas si nuestros hijos no saben transcribir la información que les llega. Inservibles serán las horas dentro de un aula si no cuentan con la capacidad suficiente para mantener la atención durante un periodo medianamente largo. Inservible será todo nuestro y su esfuerzo académico, salvo para garantizarnos un fracaso escolar seguido de una etiqueta tipo dislexia, TDA, TDAH…, o quien sabe que, cuando quizás el principal problema no se está identificando y afrontando.  

 

 

 

Cuando os sentéis a repasar todos los puntos importantes para un buen comienzo de curso no olvidéis este nivel.  Aseguraros que vuestro hijo oye, ve y percibe correctamente. No esperéis a que surja el problema para solucionarlo, no es necesario que el tutor os llame diciendo que acudáis a una consulta para que lo hagáis. Hoy en día son múltiples los centros en todas las comunidades que realizan revisiones gratuitas, no dudéis en usarlo. Una buena “ITV inicial”  nos garantizará que nuestros hijos cuentan con sus sentidos impolutos para afrontar los próximos retos, y si no, estaremos poniendo el remedio a tiempo.

 

Como no puede ser de otra manera, me manejo y estoy profesionalizada en la especialidad a la que dedico mi vida, que es la estimulación neuroauditiva y al menos para que podáis avanzar en este campo os dejo unas preguntas que os aconsejo os hagáis a modo de reflexión y que os arrojarán información importante acerca de la necesidad o no de realizar un estudio en alguno de nuestros Centros SENA que determine si la vía auditiva central está funcionando correctamente.

 

INDICIOS POSIBLE MAL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA AUDITIVO

  1. Presenta historial de otitis
  2. Presenta pérdida auditiva diagnosticada
  3. No presta atención a las instrucciones orales
  4. No ejecuta correctamente órdenes verbales
  5. Pregunta si? / qué? Con frecuencia durante el diálogo
  6. Tendencia a soñar despierto
  7. Se distrae fácilmente con el ruido del ambiente
  8. Presenta dificultades en la articulación del lenguaje
  9. Tiene retraso del lenguaje diagnosticado previamente
  10. Presentó inicio tardío del lenguaje
  11. Presenta problemas para memorizar sonidos, palabras, conversaciones…
  12. No relaciona lo que ve con lo que oye
  13. Responde con lentitud cuando se le habla
  14. Presenta retraso escolar en una o varias áreas
  15. Presenta dificultades de aprendizaje de la lecto-escritura

 

El marcar 3 o más ítems como positivos nos arroja un indicio claro de un posible mal funcionamiento del sistema auditivo. Recomendamos asistir a algun centro SENA© o al especialista habitual. 

 

Os dejo con una cita  que me parece muy acertada y esclarecedora:

 

 

Obviamente ni la inteligencia ni las capacidades de las personas son cuestión de un solo punto, pero está bien empezar a dar la importancia que tiene cada uno y preocuparnos porque todos estén en perfectas condiciones antes de ponernos a intentar aprender.

 

 

 

 

Ahora sí; ¡¡Feliz vuelta al cole!!

 

Isabel Villajos, Técnico en SENA© y sobre todo, madre de dos niños.

 

No Comments

Post A Comment

Share This